En este momento estás viendo Naruto Uzumaki: Personalidad

Naruto Uzumaki: Personalidad

Naruto Uzumaki ha sido un ser discriminado en su infancia por portar un terrible espíritu sellado en su interior: el zorro de las siete colas.

Quiero ser Hokage

Debido a los prejuicios y la soledad que sufrió en su infancia, Naruto desarrolló un ansia de reconocimiento y aceptación. Para lograr esto, Naruto solía hacer travesuras por toda la aldea y afirmaba que algún día obtendría el título de Hokage. Aunque después de haberse relacionado más con otras personas, sus razones para querer convertirse en Hokage sufrieron un cambio: tienen menos que ver con el deseo de reconocimiento, y más con querer proteger su hogar y las personas cercanas a él. A pesar de la frialdad con la que fue tratado en su niñez, él creció y se convirtió en un gran ninja. Tal y como sus padres anhelaban. Muchos personajes e incluso personas distintivas y respetadas admiran y alientan su sueño de ser Hokage. Naruto tiene una voluntad de hierro y un camino que inspira a muchos de sus compañeros.

El poder único de Naruto

La exuberante personalidad de Naruto y su deseo ardiente de superación impactan fuertemente en la vida de quienes lo rodean. Al comienzo de la serie, Naruto se hizo amigo de Konohamaru Sarutobi, el nieto del Tercer Hokage, y es a través de su tutela breve que Konohamaru comprendió que el camino al éxito es a través del trabajo duro. Kakashi Hatake ha descrito esto como “el poder único de Naruto”: cambiar la visión del mundo de todas las personas que conoce. 

La hiperactividad de Naruto

Como dijimos, Naruto se caracteriza por ser hiperactivo, suele ser exuberante, fácilmente excitable, impulsivo, y sufre de un lapso de atención corto. Está rodeado siempre de situaciones cómicas.  Está empeñado en sacar una sonrisa (o a veces también de quicio) a quien esté en una situación crítica, haciendo bromas en los momentos menos indicados. Naruto suele no entender del todo lo que sucede a su alrededor pero al final logra darse cuenta y salvar el día.

De acuerdo con Kakashi, Naruto es alguien que aprende a través de su cuerpo. Naruto es relativamente ingenuo, es lento para entender los principios de un jutsu y con frecuencia requiere un embrutecimiento hacia abajo de una analogía ya simplificada con el fin de entender lo que se le explicó. Esto supone que él es capaz de mantener su atención el tiempo suficiente, ya que normalmente busca cambiar el tema a raíz de su ignorancia, insistiendo en que ya ha captado el concepto que se le explicó. A pesar de que mantiene esa confianza en sí mismo proclamando a viva voz que va a dominar cualquier técnica que esté aprendiendo en una cierta fracción de tiempo, Naruto no dudará en pedir ayuda si lo necesita.

La pasión de Naruto: el ramen

Como una extensión de su ingenuidad y nobleza, Naruto tiene una serie de rasgos infantiles. Sus pijamas siempre incluyen una copa cómico negro con ojos y dientes, y él mantiene su dinero en un monedero de una rana que cariñosamente llama “Gama-chan”. También es muy impetuoso y rara vez presta atención a la formalidad o condición social. Él come casi exclusivamente ramen, y es un cliente habitual en el bar Ichiraku Ramen incluso su pasatiempo es comer distintos tipos de ramen y clasificarlos.

Naruto jurando su solemne promesa

Sin embargo, cuando la situación lo exija o cuando un ser querido está en problemas, Naruto de inmediato acude en su ayuda. Esto se observa más comúnmente en la serie a través de sus interacciones con sus compañeros de equipo, Sasuke Uchiha y Sakura Haruno. Con Sasuke, Naruto lo ve como un hermano, ya a lo largo de la parte II se esfuerza para traerlo de vuelta a Konohagakure, a pesar de su deserción a voluntad del pueblo. Con Sakura, Naruto estaba enamorado desde hace mucho tiempo de ella, y hará todo lo posible para hacerla feliz, aunque sea a costa de su propia felicidad.

Si te gustó este artículo dejanos tu comentario. Seguinos en Instagram: @planetaanimeok y enterate de todas las novedades de Planeta Animé.

Deja un comentario